miércoles, 4 de enero de 2017

Centenario Gloria Fuertes.


“Al marcharte, enciende las estrellas, se han llevado la luz, y apenas veo…” (Gloria Fuertes)
Página de la Fundación Gloria Fuertes: http://www.gloriafuertes.org/

Este centenario no figura en páginas oficiales, pero a mi me trae unos recuerdos muy tiernos desde que era una niña y de cuando mis hijos eran unos niños a los que cada noche les leía sus poemas y sus historias divertidas y con la apariencia sencilla que tienen las grandes cosas.

Una compañía aérea le ha dado más importancia que las instituciones culturales españolas: «Gloria Fuertes es uno de los referentes de la poesía y literatura infantil y juvenil del siglo XX y está estrechamente ligada a la historia sentimental de millones de españoles, motivo por el cual es un honor para Norwegian contar con su figura en nuestro elenco de héroes».
De este modo ha justificado Norwegian, una de las compañías aéreas «low-cost» mejor consideradas en Europa, el homenaje que ha dedicado a la poetisa española. La firma ha colocado su imagen en la cola de uno de sus aviones; concretamente, en un Boeing 737-800, de 186 plazas; su número de matrícula es EI-FJX, y ha salido de la fábrica de Boeing en Seattle el pasado 6 de octubre. Entrará en servicio comercial la semana que viene.
Fuente:
Gloria Fuertes García (Madrid28 de julio de 1917 - Madrid, 27 de noviembre de 1998). Aunque ella siempre se definió como «autodidacta y poéticamente desescolarizada», su nombre ha quedado ligado a un movimiento literario; la generación del 50.

Del Postismo quedó para siempre en Gloria Fuertes una actitud poética desmitificadora por vía del humor; el humor en Gloria Fuertes es una forma crítica de construir la realidad y descubrir la verdad de las cosas. La Guerra Civil dejó una profunda huella en ella. El antibelicismo y la protesta contra lo absurdo de la civilización están presentes en su poesía de forma categórica. Como ella misma declaró, «sin la tragedia de la guerra quizá nunca hubiera escrito poesía».
Como secuela de su experiencia bélica, la obra de Gloria Fuertes se caracteriza por la ironía con la que trata cuestiones tan universales como el amor, el dolor, la muerte o la soledad. Todo ello aderezado con curiosas metáforas y juegos lingüísticos llenos de encanto, frescura y sencillez, que dotan a sus poemas de una gran musicalidad y cadencia cercana al lenguaje oral. Se ha especulado sobre su homosexualidad, que aparecería sutilmente declarada en poemas como «Lo que me enerva», «Me siento abierta a todo», «A Jenny», etc.
Entre 1940 y 1953 comenzó a colaborar en revistas infantiles, Pelayos, Chicos, Chicas, Chiqunitito, y los suplementos infantiles de "Flechas y Pelayos" (Maravillas) y del diario Arriba, para el que publicó las historietas de Coletas y Pelines, una niña de nueve años y un niño de seis respectivamente, que alcanzaron una gran popularidad entre los lectores infantiles.
Paralelamente a su dedicación a la literatura infantil en las revistas, obras teatrales y poemas escenificados, fundó en 1947, junto con María Dolores de Pueblos y Adelaida Lasantas el grupo «Versos con faldas» que organizaba recitales y lecturas de poesía por bares y cafés madrileños, colaboraba en revistas para adultos como Rumbos, Poesía Española y El Pájaro de Paja y creó y dirigió la revista poética Arquero entre 1950–1954, junto a Antonio Gala, Julio Mariscal y Rafael Mir.
De 1955 a 1960 estudió biblioteconomía e inglés en el International Institute. En 1961 obtuvo la beca Fulbright en Estados Unidos para impartir clases de Literatura española en la Universidad Bucknell; luego da clases en el Mary Baldwin College y en el Bryn Mawr College e imparte clases de español a americanos en el Instituto Internacional hasta 1963; después recibe en 1972 la Beca de la Fundación Juan March de Literatura Infantil.
A mediados de los años 70 colabora activamente en diversos programas infantiles de TVE, siendo Un globo, dos globos, tres globos y La cometa blanca los que la convierten definitivamente en la poeta de los niños. Recibiendo en cinco ocasiones el Aro de Plata de este medio informativo. A partir de estos años la actividad de Gloria Fuertes es imparable: lecturas, recitales, homenajes... siempre cerca de los niños; publicando continuamente, tanto poesía infantil como de adultos. Incluso Martes y Trece le hicieron un homenaje en una parodia de un «Especial Nochevieja».

En 2017 se celebrará el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes, autora que "murió con la sensación de que no se le reconocía como poeta". Para reivindicar su obra y su legado, el próximo año tanto el mundo editorial como diversas instituciones homenajearán su figura con múltiples actividades.
"Esperamos que el año que viene sea el año de Gloria", asegura a Efe Marta Porpetta, albacea literaria de Fuertes (Madrid, 1917-1998) junto a su hermana Paloma, quien dirige la Fundación que lleva el nombre de la poeta madrileña, que en 2017 hubiera cumplido cien años.

Una Fundación concebida como un "cauce para mantener la memoria y huella" de Fuertes, nacida en el castizo barrio de Lavapiés, cuyas letras aparentemente ingenuas o naif encerraban un compromiso y una lírica singular que la convirtieron en una voz esencial de la literatura española de los 50.
Así, la que fuera más conocida como autora de cuentos para niños será protagonista en el 2017, con una multitud de actos que está coordinando la Fundación que lleva su nombre en colaboración con distintas instituciones públicas y privadas, y que harán que "Gloria esté en todas partes", como señala Porpetta.
La Biblioteca Nacional de España (BNE) inaugurará en el mes de abril una exposición en la que se mostrarán los documentos sobre la autora que la institución posee en su fondo bibliográfico.
Además, el Ayuntamiento de Madrid está en conversaciones con la Fundación para poder acoger una exposición sobre Fuertes, que solía llevar siempre una corbata al cuello, y cuyo emplazamiento está aún por determinar. "El Ayuntamiento tiene que implicarse, porque Gloria es una figura muy madrileña", reivindica su albacea.
La Universidad Complutense, interesada en celebrar un congreso sobre la autora, también contactó con la Fundación. Unas conversaciones que Porpetta espera que se retomen en el mes de septiembre. También le gustaría que al simposio pudiesen acudir académicos de Estados Unidos, donde Fuertes es un "referente de la poesía de posguerra y social", dice.
Y es que Gloria Fuertes, mientras era bibliotecaria en el Instituto Internacional de Madrid, obtuvo una beca que le llevó a Estados Unidos, donde impartió clase, desde 1961 hasta 1963, sobre la obra de los autores españoles, en la Universidad Bucknell (Pensilvania).
Con el objetivo de reivindicar no solo su ya reconocible obra infantil sino también su poesía, la Fundación, en colaboración con la editorial Torremozas, publicará en el primer trimestre de 2017 una "completísima" biografía de la autora, con anécdotas y material inédito sobre su vida.
Asimsimo, la Fundación ha abierto las puertas de su extenso archivo al sello Blackie Books, que publicará una antología de la producción literaria y de la vida de la autora de obras como "Poeta de guardia" (1968) y "La gata chundarata y otros cuentos" (1974), y colaboradora del programa de TVE "Un globo, dos globos, tres globos".
"La verdad es que queremos reivindicar todo eso, no solo su poesía infantil, también la adulta", recalca Porpetta.
En este sentido, Belén Reyes (Madrid, 1964), considerada la heredera poética de Fuertes, coincide con Porpetta. "Gloria se murió con la sensación de que no se le reconocía como poeta, sino más por el tema de los cuentos de los niños", se lamenta en una entrevista con Efe, aunque añade que está "contenta" porque durante estos años "la gente la ha ido descubriendo como poeta".

Reyes asegura que Fuertes se consideraba postista, un movimiento que trató de recuperar el espíritu de las vanguardias, y, según recalca, sí que fue un pilar renovador de la lírica, porque "escribía como hablaba. Abrió un camino para la poesía porque se le entendía todo, hizo accesible la poesía. La sacó a la calle".
"Yo creía que mi manera de escribir era de bicho raro y leyéndola me di cuenta de que se podía escribir sin ser rebuscado", asegura Reyes, que tuvo la "suerte" de conocer a Fuertes y "verla todas las semanas durante los últimos 15 años de su vida".
Fue una mujer de raza y divertida -"le encantaban los chistes", rememora Reyes-, aunque reconoce que "verla imponía" porque era "muy alta" y por esa inconfundible voz ronca. "Gloria estaría encantada y flipando con todo lo que se está montando a su alrededor", concluye.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada