martes, 3 de noviembre de 2015

Premio Nacional de las Letras 2015

Carme Riera gana el Premio Nacional de las Letras de 2015


La mallorquina Carme Riera, escritora bilingüe que ha publicado casi toda si obra de ficción en catalán, ha ganado el Premio Nacional de las Letras que concede el Ministerio de Educación y Cultura.
La paradoja es que la carrera de Riera despegó con un ensayo escrito en español.La Escuela de Barcelona: Barral, Gil de Biedma, Goytisolo: el núcleo poético de la generación de los cincuenta (1988) fue el primer gran libro sobre un momento y un lugar que, con los años, se convertiría en leyenda dentro de la literatura española. Los estudios sobre Goytisolo, Carlos Barral y Jaime Gil de Biedma que siguieron fundaron el prestigio intelectual de Riera.
Por esa misma época, la escritora mallorquina publicaba Una primavera para Domenico Guarini, su primera novela. Entonces, Riera decía que su reto era escribir novelas con la voz propia de una mujer que no trataran a las mujeres como idiotas. Era la época en la que Ana María Matute tenía su carrera en pausa y Carmen Laforet ya había hecho mutis. La literatura de mujeres era una anécdota.
Después, En el último azul viajó a Mallorca, a finales del siglo XVII, para narrar la vida de la comunidad judía mallorquina, los chuetas. Y más allá, La mitad del alma, otra de sus novelas de más éxito, indagaba en la historia familiar para crear una trama de espías en la Guerra Civil.
En total, hay 11 novelas, dos libros de poesía, cinco más de relatos, 12 ensayos y cinco obras infantiles son la obra de Riera. Su currículo de premios es largo. Entró en la Real Academia Española en 2012.

domingo, 1 de noviembre de 2015

El hombre que amaba a los perros

El hombre que amaba a los perros.


Libro seleccionado para el club de lectura.
NARRATIVA (F). Novela
Septiembre 2009
Tusquest. Andanzas CA 700
ISBN: 978-84-8383-136-6
País edición: España
584 pág.

SINOPSIS 

En 2004, a la muerte de su mujer, Iván, aspirante a escritor y ahora responsable de un paupérrimo gabinete veterinario de La Habana, vuelve los ojos hacia un episodio de su vida, ocurrido en 1977, cuando conoció a un enigmático hombre que paseaba por la playa en compañía de dos hermosos galgos rusos. Tras varios encuentros, «el hombre que amaba a los perros» comenzó a hacerlo depositario de unas singulares confidencias que van centrándose en la figura del asesino de Trotski, Ramón Mercader, de quien sabe detalles muy íntimos. Gracias a esas confidencias, Iván puede reconstruir las trayectorias vitales de Liev Davídovich Bronstein, también llamado Trotski, y de Ramón Mercader, también conocido como Jacques Mornard, y cómo se convierten en víctima y verdugo de uno de los crímenes más reveladores del siglo xx. Desde el destierro impuesto por Stalin a Trotski en 1929 y el penoso periplo del exiliado, y desde la infancia de Mercader en la Barcelona burguesa, sus amores y peripecias durante la Guerra Civil, o más adelante en Moscú y París, las vidas de ambos se entrelazan hasta confluir en México. Ambas historias completan su sentido cuando sobre ellas proyecta Iván sus avatares vitales e intelectuales en la Cuba contemporánea y su destructiva relación con el hombre que amaba a los perros.